España no descarta la posibilidad de ampliar su línea de Crédito

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, dijo que de ser necesario, en el mes de octubre del presente año, el Gobierno español podría solicitar una ampliación de la línea de crédito para los bancos del país.

Hasta el momento, España sólo ha utilizado 41 mil 300 millones de la totalidad de 100 mil millones de euros que se le ofrecieron el año anterior.

Durante la Conferencia Económica de Montreal, que se realiza en el marco del Foro Económico Internacional de las Américas, Linde dijo que: “El Gobierno tendrá que tomar esa decisión, y supongo que será en octubre”.

La fecha límite que tiene el país, es del 31 de diciembre de 2013, para mirar la posibilidad de acceder a la línea de crédito restante, que ofreció el Eurogrupo.

Ante la posibilidad, algunas fuentes comunitarias explican que es muy posible que una prórroga requiera un nuevo memorándum con condiciones. Señalaron que si bien, se podrían tomar decisiones de ampliar los plazos, no consideran que este sea el momento oportuno para ello. Sin embargo, quien finalmente decidiría la conveniencia o no de esta extensión monetaria es el Eurogrupo.

Otros asuntos

Entre otras sugerencias, el gobernador del Banco de España, sin dar muchos detalles anotó que es importante que el gobierno realicé la venta del Catalunya Banc y el NCG Banco; y que debe procurar que estas ventas sean muy provechosas.

“El Estado español no tiene intención alguna de retener los bancos. No quiere bancos públicos”, agregó Linde.

Entre otras noticias, están las quitas que de acuerdo con informaciones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), sufrirán aquellos ahorradores que adquirieron participaciones preferentes y deuda subordinada de las cajas de ahorros gallegas (agrupadas hoy en NCG Banco) y de Catalunya Banc (antiguas Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa).

La FROB explica que a partir de ahora recibirán acciones de ambas entidades. Se estima que dependiendo del tipo de emisión, así serán las pérdidas que soportarán los clientes, pero en el peor de los casos ascenderán hasta el 66,7% del dinero invertido en estos productos.

De otro lado, durante la semana anterior inspectores de la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo CE y el Fondo Monetario Internacional) pidieron al Gobierno estar alertas y aumentar la vigilancia a la situación económica, porque si bien el programa para la banca española va por buen rumbo, aún persisten los riesgos por la crisis, y por los ajustes en el sector de la vivienda que no se han finalizado.

Post Navigation